InicioInternacionalSubastarán el Rolls-Royce de Freddie Mercury a beneficio de Ucrania

Subastarán el Rolls-Royce de Freddie Mercury a beneficio de Ucrania

El ex cantante de Queen lo tuvo desde 1979 hasta su muerte, en 1991.

Como si fuera una expresión de “The invisible man”, el alma de Freddie Mercury sigue estando presente. Esta vez fuera del mundo de la música, pero con un espíritu caritativo como lo hacía cuando cantaba en Queen.

La casa de subastas RM Sotheby´s subastará el próximo 5 de noviembre el Rolls-Royce Shadow de 1974 que perteneció al ex cantante de Queen por más de una década. Y todo lo recaudado se destinará a Superhumans Center, una organización que brinda ayuda en Ucrania.

El lujoso auto inglés cuenta con un poco más de 62.300 millas en su haber (equivalentes a unos 100.000 kilómetros), y si bien está en perfecto estado, estuvo un largo tiempo guardado.

La subasta tendrá lugar en Inglaterra, el 5 de noviembre.La subasta tendrá lugar en Inglaterra, el 5 de noviembre.

Mirá también

Obsesión por los autos

Freddie Mercury era un gran admirador de los autos, al igual que el resto de la banda. La canción “I’m in love with my car” (Estoy enamorado de mi auto), escrita por Roger Tylor es un claro testimonio. Y una de sus musas inspiradoras fue este Silver Shadow.

La casa de subastas aclara que el Rolls-Royce Silver Shadow fue inscripto en junio de 1974 y adquirido cinco años más tarde por la compañía de Freddie Mercury: Goose Productions Ltd.

Si bien es poco probable que el cantante lo haya manejado, debido a que nunca tuvo licencia de conducir, se cree que el Silver Shadow fue su vehículo principal -conducido por un chofer- durante la época de apogeo de Queen.

El vehículo tiene un poco más de 100.000 kilómetros.El vehículo tiene un poco más de 100.000 kilómetros.

Entre los papeles del vehículo se incluyen varias facturas de taller mecánico a nombre de Freddie Mercury. Curiosamente, gran parte de estos documentos archivados está registrado a nombre de Mary Austin, ex socia de Mercury, quien ayudó al cantante con el mantenimiento del Rolls-Royce.

Una carta escrita por Jim Beach, manager de Queen durante mucho tiempo, no solo confirma que el auto perteneció a Mercury sino que cuenta que tras su fallecimiento, en noviembre de 1991, el Silver Shadow siguió siendo conducido por la hermana de la estrella de rock, Kashmira Cooke, quien finalmente compró el vehículo en 2003.

El Silver Shadow cambió de manos una década después, tras haber sido subastado. Desde ese entonces pasó casi todo el tiempo guardado en un garage, como si fuera una pieza de museo. Es por eso que Sotheby’s aconseja al flamante dueño a realizarle un service completo.

Destacados