InicioDeportesLa increíble carambola que hizo festejar a River en Venezuela: Boselli convirtió...

La increíble carambola que hizo festejar a River en Venezuela: Boselli convirtió un gol que ni Messi pudo en su carrera

  • El defensor uruguayo abrió el triunfo de los dirigidos por Martín Demichelis, en el tramo final del segundo tiempo ante Deportivo Táchira.

Una carambola para un gol que ni el astro Lionel Messi pudo convertir. Al rosarino, se sabe, le queda conseguir un tanto olímpico (directamente desde un córner), pero también con la cara. Porque esa fue la parte del cuerpo que utilizó el uruguayo Sebastián Boselli para bloquear un rechace dentro del área y convertir el 1-0 de River, que no encontraba la fórmula para vencer a Deportivo Táchira en su estreno en la Copa Libertadores 2024.

Había entrado hace un ratito Claudio Echeverri, que con su desequilibrio cambió la ecuación de un equipo monotemático, que casi no generó situaciones claras de peligro en San Cristóbal. El Diablito fue quien recuperó la pelota, derivó en Miguel Borja, quien lanzó un centro que el delantero Anthony Uribe de Táchira intentó rechazar, con tanta mala suerte que rebotó en la cara de Boselli y se metió dentro del arco para el 1-0. De pavota, como en el metegol.

Fue el primer tanto del defensor en el Millonario, donde llegó a mitad del año pasado por pedido expreso de Demichelis. Este martes, en Venezuela, lo volvió a utilizar como lateral derecho en una defensa de cuatro jugadores.

“Me mató”, confesó Boselli en un video que publicó la cuenta oficial de la Copa Libertadores en X (antes Twitter), en el que se “acomodaba” la mandíbula tras el pelotazo que recibió.

Hay una conexión estadística que el gol de Boselli disparó enseguida a través de las redes sociales: cada vez que River fue campeón de la Copa Libertadores (1996, 2015 y 2018), el primer tanto del Millonario lo convirtió un uruguayo.

Sobre eso habló el otro charrúa, Nicolás Fonseca, autor del segundo tanto de River en Venezuela, con una volea fenomenal que se le clavó arriba al arquero de Táchira.

“Soñado, es un momento único hacer un gol en una cancha difícil. No lo tenía estudiado, la vi picar y dije: ‘Vamos a pegarle’. Es una obsesión ganar, pero a veces no alcanza. Hay que estar enfocados en mejorar día a día”, opinó en conferencia de prensa.

El resumen del triunfo de River en Venezuela

RECOMENDADOS