InicioPolíticaLa furia de Pablo Moyano tras fracasar la reunión con el Gobierno...

La furia de Pablo Moyano tras fracasar la reunión con el Gobierno por el salario mínimo: “Vamos a discutir un nuevo paro”

  • El jefe de la CGT cruzó al secretario de Trabajo: “Armó un circo, se cagaron en todo”.

“Se va a discutir, por supuesto”. Así de contundente fue la reacción del jefe de la CGT, Pablo Moyano, sobre la posibilidad de convocar un nuevo paro, luego de fracasar la reunión con el Gobierno por el salario mínimo.

El aumento deberá aguardar unos días más y será resuelto en forma unilateral por el Gobierno. Esa definición fue el corolario del fracaso de las deliberaciones que funcionarios de la Secretaría de Trabajo, representantes sindicales y empresarios mantuvieron este jueves -tras varias horas de debate vía Zoom- en el marco del Consejo del Salario, que por primera vez se reunió desde el inicio de la gestión de Javier Milei.

Esta mañana, Moyano mostró su disconformidad y criticó duramente al secretario de Trabajo, Omar Yasín, que encabezó la reunión: “Estuvimos cinco horas en un circo que armó con los empresarios. La discusión se tiene que dar entre la CGT y los empresarios, y eso no existió. La manejó este tipo que no sé de qué actividad viene”.

“El Gobierno se presentó a través de este personaje… Se cagaron porque la reunión tenía que a haber sido presencial. Estuvimos 40 minutos discutiendo con el tipo este, te desconectaban. No hubo posibilidad de charlar”, lanzó el referente de la central obrera, en diálogo con Futurock.

En medio de su enojo, y a menos de un mes del paro general lanzado contra el Gobierno, el líder camionero reflotó la posibilidad de repetir la medida de fuerza: “Se va a discutir, por supuesto. No sé la fecha, pero sí”.

En ese sentido, se defendió: “Uno no es que está amenazando permanentemente, pero esto va a ir incrementando la bronca social”. Y apuntó directamente a los empresarios: “Son los perritos falderos del Gobierno que les dio la libertad de remarcar precios”.

Tras la frustrada negociación, desde el Ejecutivo deslizaron a Clarín que la definición de la suba del salario mínimo, que es clave en la determinación del monto del beneficio del plan Potenciar Trabajo, del valor de las jubilaciones mínimas y del piso salarial a partir del cual los trabajadores son alcanzados por el impuesto a las Ganancias, se resolverá en los próximos días.

En el Gobierno analizan diversas propuestas para el incremento que debería regir desde febrero, pero la resolución quedará en manos del secretario de Trabajo, Omar Yasín, tras consultar con el ministro de Economía, Luis Caputo.

Al respecto, Moyano despotricó: “Lo que se vivió ayer fue como lo que está sucediendo en el Congreso. La soberbia y la improvisación de gente que no tiene autoridad moral para llevar adelante una discusión”.

“El circo que armó ayer Yasín. Son cachivaches que tuvieron la suerte de estar sentados en una responsabilidad tan importante. Hay gente del Gobierno que no está capacitada para ocupar lugares”, arremetió.

Como anticiparon desde su sector, la representación sindical integrada por la CGT y las dos CTA propusieron en el plenario un incremento de 85%, que significaba llevar el actual piso salarial de $ 156.000 a $ 288.600, pero la iniciativa fue rechazada en dos oportunidades por los referentes de las cámaras empresarias, que no realizaron ningún ofrecimiento alternativo.

DP

RECOMENDADOS