InicioPolicialesChocobar dice que dejó la Bonaerense porque estaba “marcado” y hoy vende...

Chocobar dice que dejó la Bonaerense porque estaba “marcado” y hoy vende medias en una feria

Después de nueve años dejó la Bonaerense y vive de lo que gana en una mercería y como vendedor ambulante.

“Me negaron tres ascensos y me ponían palos en la rueda”, dice a Clarín el día que la Justicia anuló la condena en su contra.

“No estoy al tanto de nada, mi mamá está en terapia intensiva. Sólo vi que mi teléfono estalla”. Desde un hospital donde acompaña a su madre, delicada de salud, Luis Chocobar le dice a Clarín que apenas escuchó “de refilón” una de las noticias del día: que la Justicia revocó la condena en su contra por matar a un ladrón que atacó a un turista estadounidense que paseaba por La Boca. En el fallo, además, se ordenó la realización de un nuevo juicio.

“Ex policía”, repite Chocobar (36), que renunció a la Bonaerense el 11 de abril pasado. “Fue tremendo ese día, no paraba de llorar. Tuve que devolver el uniforme, el chaleco, el arma, la tonfa, los borceguíes. Esa noche no pude pegar un ojo, me costó un huevo tomar la decisión, pero más allá del dolor, lo hice convencido. Mis padres me decían que ‘cuando no te quieren en un lugar y te lo expresan todo el tiempo, mejor es dar un paso al costado'”.

Y expresa: “Después de lo que pasó en 2017, quedé marcado como policía bonaerense. Tenía las mejores calificaciones, pero el peor sueldo. Me negaron tres ascensos. De oficial a sargento son veinte, treinta mil pesos, pero para mí era prestigio. Nada, siempre me ningunearon”.

El policía Chocobar mató a un ladrón en La Boca.

“Para cagarme de hambre como policía, prefiero hacerlo con laburos que representen al Chocobar de hoy. Yo soy un laburante, hago lo que sea para llevar el mango a casa”, confiesa.

Luis Chocobar renunció a la Policía el 11 de abril y hoy, además de estudiar Derecho, vende medias y cordones en una feria en Saavedra.Luis Chocobar renunció a la Policía el 11 de abril y hoy, además de estudiar Derecho, vende medias y cordones en una feria en Saavedra.

El Chocobar de hoy, como dice Luis, que vive en Tapiales, se gana la vida con la venta callejera. “Voy a Once y compro medias, cordones y plantillas, que luego revendo en un puestito que alquilo en la feria de Saavedra. Me da de comer ahí, no me quejo, no me sobra nada. También laburo dos veces por semana en el depósito de una mercería de un amigo en la calle Pasteur, y, además, colaboro en dos estudios de abogados (de Fernando Soto y Ricardo Galeano), donde hago algunas changas. ¿Sabés? No tengo casi tiempo para estar con mi hijito Alessio, de un año y medio, pero me gratifica laburar y sentirme respetado por mi alrededor, algo que no pasaba en la Policía”.

Dice que el apoyo público, en distintos momentos, del la ministra de Seguridad Patricia Bullrich no ayudó para tener un mejor pasar en la Bonaerense. “Si me dieran el pase a la Policía de la Ciudad seguro que tendría otro presente, pero mientras siguiera siendo parte de la Bonaerense de Kicillof, yo era un muerto en vida. Me tenían haciendo imaginaria cuidando detenidos en la comisaría del Mercado Central. Es jodido estar en un ambiente donde todo es un no… Y cuando me negaron días por examen, ahí fue cuando tomé la decisión”.

Y fue lapidario contra la conducción de la fuerza que integró hasta hace tres semanas: “En la Bonaerense no quieren que progreses, que estudies, te quieren burro, para manejarte“.

Un tiro para el lado de la justicia…Los uniformados son los buenos y los delincuentes son los malos. Aquí se termina con la doctrina Zaffaroni“. Cuenta que no sabía nada del posteo que escribió en la tarde del lunes el presidente Javier Milei.

“La verdad esto que me estoy enterando ahora de sus palabras, me pone la piel de gallina, No puedo creer su apoyo. Eso ayuda porque el nuevo juicio, cuando se haga, será un dolor de cabeza, porque habrá que revivir un momento de mi vida que no tengo ganas, más allá de que, como siempre dije, actué correctamente y volvería a proceder de la misma manera. Pero al margen de la anulación del fallo, creo que la decisión de la Justicia es correcta, porque ni siquiera los tres jueces se ponían de acuerdo”.

Chocobar también estudia derecho y trabaja en el estudio de abogados de Fernando Soto y Ricardo Galeano.Chocobar también estudia derecho y trabaja en el estudio de abogados de Fernando Soto y Ricardo Galeano.

Chocobar había sido condenado en mayo de 2021 por Tribunal Oral de Menores porteño N° 2, que lo encontró culpable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego cometido con exceso en el cumplimiento de un deber. Le habían impuesto una pena de dos años de prisión en suspenso. “El lado positivo es que se volverá a escuchar todo de nuevo, se periciarán elementos que no habían sido constatados y creo que habrá otra mirada, desde otro ángulo. También yo soy otra persona, creo que me agarrará mejor parado”.

MG

RECOMENDADOS